Descubre cómo los aditivos pueden mejorar el rendimiento de tus lubricantes

Sabías que los aditivos son sustancias que se agregan a los lubricantes para mejorar sus propiedades y funciones. Algunos de los aditivos más comunes incluyen antioxidantes para prevenir la oxidación del aceite, detergentes y dispersantes para limpiar y evitar la acumulación de sedimentos, y mejoradores de índice de viscosidad para garantizar una viscosidad estable en diferentes temperaturas. Los aditivos también pueden tener funciones específicas, como la protección contra la corrosión, la reducción del desgaste y la fricción, y la mejora de la capacidad de carga.

¡Comparte este artículo en redes sociales! 👍

Facebook
Twitter
LinkedIn