¿Sabías que la elección correcta del lubricante para tu maquinaria puede marcar la diferencia entre una larga vida útil y costosas reparaciones?

La viscosidad es la medida de la resistencia de un fluido a fluir. En los aceites y grasas, la viscosidad es la propiedad más importante ya que afecta la eficiencia y la protección del lubricante en las partes móviles de una máquina. Si un aceite o grasa es demasiado delgado, puede no proporcionar suficiente lubricación para evitar el desgaste y la fricción excesiva. Por otro lado, si el aceite o grasa es demasiado espeso, puede impedir la circulación adecuada y aumentar la resistencia al movimiento, lo que provoca una mayor pérdida de energía y mayor temperatura. Por lo tanto, es importante elegir el lubricante con la viscosidad adecuada para optimizar el rendimiento y la vida útil de la maquinaria.

¡Comparte este artículo en redes sociales! 👍

Facebook
Twitter
LinkedIn